Por una escuela tolerante, diversa, inclusiva, plural, igualitaria y feminista.

Hace unos días, esta red, que tiene la suerte de colaborar en la medida de lo posible con muchas asociaciones feministas y LGBTI+ de Andalucía, se pronunciaba en contra de la implantación de un pin parental, o más bien, pin neandertal, como ya lo han renombrado en varias ocasiones, usando el hashtag #NoAlPinParental. Una manera de sumarnos a las muchas voces que abogan por una escuela más tolerante, diversa, inclusiva, plural, igualitaria y, por supuesto, feminista.

Y nos situamos en contra de esta mediada, por constituir una estrategia que deja en manos de los padres y su propia ideología la educación moral de sus hijas e hijos en un momento de tan necesitada actuación, donde las agresiones machistas y contra el colectivo Lgbtiaq+, se han apoderado de nuevo  de los titulares de nuestros periódicos y de las parrillas televisivas.  Así que, a sabiendas de que este pin opera en actividades consideradas «complementarias», como son la educación en el respeto y la tolerancia hacia las personas, nuestra postura estaba más que clara. Teniendo en cuenta que, lo que para la política de este país es secundario, para nosotros es vital,  porque literalmente, están en juego la vida de muchas personas.

Por eso, celebramos que Andalucía haya dado el paso de enterrar esta medida y siga apostando por una escuela pública y de calidad donde se eduque a las personas en el respeto y la tolerancia a la diversidad. Porque educar en estos valores, es la única manera de acabar con la violencia en las aulas y fuera de ellas.

Como decía Uge Sangil, presidenta de la FELGBT «No hay libertad sin conocimiento y la educación es un derecho, no un privilegio»

 

 

[show_pintar_pie]