¡Pero si ya somos iguales! ¿Qué necesidad tenemos de reunirnos?

En materia de igualdad entre el hombre y la mujer se ha avanzado mucho en las últimas décadas, pero aún queda mucho camino por delante para una igualdad real.

Uno de los principales escollos para que la igualdad avance actualmente es que el feminismo es visto como una cosa sólo de mujeres y que no atañe a los hombres. La realidad es que la violencia y la discriminación hacia las mujeres es hoy en día insoportable. Hay miles de ejemplos cotidianos enfrente nuestro. Analizar de qué manera podemos contribuir a que ésta situación desaparezca es vital si también nosotros queremos librarnos de ese yugo.

Es por ellas, pero también por nosotros.

[show_pintar_pie]